Abogado de Lesiones Personales

Abogado de Lesiones Personales – 5 Mitos

Enrique Fuentes

Muchos hemos estado allí… Lesionados, y con la preocupación de si contratar un abogado de lesiones personales es un paso sensato, o una locura que sólo nos traerá más problemas. Los mitos urbanos sobre lo despiadados que pueden ser los abogados de lesiones personales son sólo eso… mitos.

Para calmar su angustia, le ofrecemos el siguiente artículo, que explora 5 mitos comunes en cuanto a la contratación de su abogado de lesiones personales.

Mito #1: Las empresas de seguro me tratarán justamente.

Este no es realmente un mito como tal – simplemente es una declaración falsa, de toda falsedad. Recuerde que las empresas de seguros hacen dinero al hacer que usted llegue a un arreglo por los montos más bajos posibles. No se puede garantizar que un abogado de lesiones personales obtendrá una mayor compensación para usted, pero el Consejo de Investigación de Seguros ha llevado a cabo estudios que indican que las personas que contratan los servicios de un abogado obtienen hasta 3.5 veces más dinero que aquellos que manejan sus casos de forma personal – esto no sólo ofrece “números duros” como evidencia, sino que también establece el patrón de que las empresas de seguros no ofrecen compensaciones suficientes en la mayoría de los casos.

Mito #2: Si Contrato un Abogado de Lesiones Personales tendré que ir a la corte.

Este mito es tan cierto como la existencia de los unicornios. A pesar de que, en muy pocas oportunidades, un caso de reclamo por lesiones personales puede ser tan complejo, o la diferencia de montos entre lo que se reclama o se ofrece puede ser tan grande, que no quede otro recurso que ir a la corte.

Lo cierto es que, en la gran mayoría de los casos, los reclamos se arreglan durante la fase de negociación. Además, luego de que se termina la fase de negociación, la mayoría de los estados tienen regulaciones que permiten escenarios adicionales de llegar a un arreglo antes de ir a la corte, como el arbitraje o mediación.

Es importante notar que contratar un abogado no implica necesariamente prepararse para ir a juicio… todo lo contrario: Contratar un abogado puede aumentar considerablemente sus probabilidades de llegar a un arreglo justo a su favor en esas fases previas al litigio.

Mito #3:

Si Contrato un Abogado de Lesiones Personales, tomará todo el tiempo del mundo obtener mi compensación.

Algunos casos pueden ser muy complejos y difíciles de arreglar fuera de la corte, como ya dijimos. Sin embargo, los casos con responsabilidad clara pueden arreglarse y ser pagados en un período de tiempo razonable.

Además, si usted contrata los servicios de un abogado especialista en lesiones personales, él o ella sabrá cómo hacer que su caso se mantenga activo luego de haber recibido todos los tratamientos y cuidados médicos que usted requiere, y no que se haga un caso guardado en una gaveta que la empresa de seguros usa para olvidar problemas desatendidos.

Mito #4: La compensación por Lesiones Personales es dinero fácil para mí, y los abogados:

Si usted ha resultado lesionado de gravedad, comprenderá que esto no es cierto. El monto de arreglo se basa en la extensión de sus lesiones y daños, lo que significa que, a más grave lesión, más dinero. Sin embargo, también es cierto que a más dinero, será mayor el dolor y sufrimiento que usted haya experimentado.

En el caso de los abogados, ellos deben poner todo su empeño y trabajo en lograr una compensación justa que contemple el pago de todos sus costos médicos, y además deje un margen razonable para los honorarios profesionales del abogado, personal de investigación, de oficina, etc. Mientras más complejo sea su caso, más duro tendrá que trabajar el abogado para cobrar.

Finalmente, la mayoría de los abogados NO COBRAN si usted no cobra. En cualquier otro escenario, este hecho sería considerado un acto de compasión, sin embargo, por los estereotipos asociados a la profesión del derecho, este hecho es minimizado mucho en los casos de lesiones personales.

Piense algo: Usted y su abogado se hacen “socios” en la búsqueda de compensación justa por sus lesiones y daños… si ambos ganan, ambos ganan. Si ambos pierden, ambos pierden.

Mito $5. El sistema legal está hecho para proteger mis intereses de las garras de las malvadas compañías de seguros, así que no necesito un Abogado de Lesiones Personales

A pesar de que tendría sentido creer esto… por ejemplo, si viviéramos en la tierra de la fantasía, donde las cosas son justas o injustas, blancas o negras, calientes o frías.

Lo cierto es que la ley no necesariamente favorece a ninguna parte, sino que las empresas de seguro tienen el dinero para contratar abogados experimentados para luchar en contra de usted, y su desconocimiento legal podría volverse en su contra. Contratar un abogado de lesiones personales puede ayudarle a proteger sus derechos y obtener una compensación justa. En efecto, se trata de equilibrar la balanza de los recursos de los que usted dispone para igualar los recursos de los que dispone la compañía de seguros para la lucha.

Conclusión:

Como verá, a pesar de que los abogados de lesiones personales pueden tener “fama” de ser un problema más… lo cierto es que en la gran mayoría de los casos se convierten en un aliado fundamental para que usted obtenga una compensación justa por sus lesiones y daños. Como hemos dicho, la mayoría de los abogados ofrecen servicios de consulta gratuita, y no cobran hasta que usted cobre.

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle. Llámenos para una consulta gratuita al 888-979-7271.