El bullying en el trabajo – un problema real

Enrique Fuentes.

Muy probablemente, si usted trabaja con otras personas, usted sufrirá de bullying, acoso o molestias en algún punto de su carrera. Los estudios muestran que en los Estados Unidos, alrededor de 37% de los trabajadores, es decir, casi 54 millones de personas, han sufrido de bullying en el trabajo, o han sido maltratados de una manera que puede afectar su salud1. El porcentaje aumenta considerablemente, hasta 49%, y 71.5 millones de personas, cuando se incluyen testigos. Este artículo explora 10 señales de Bullying y Acoso en el Trabajo, permitiéndole a usted identificarlo, cosa que no siempre es sencilla.

El problema es que el espectro completo de la actitud de bullying, acoso y molestias es muy difícil de detectar en interacciones adultas, a no ser que usted esté en el lado receptor del acto de abuso severo u obvio. Los expertos señalan que el desconocimiento general sobre el bullying y los tipos de comportamiento que son cubiertos por el término son la causa de la indiferencia. Esto generalmente previene que las personas se den cuenta de si un jefe o compañero de trabajo es un “bully”, sin mencionar que existe un intrínseco factor de vergüenza personal involucrado en la determinación.

El costo del bullying laboral: ¿Quién paga la cuenta?

De acuerdo al sondeo1, alrededor del 45% de los empleados que son víctimas de bullying en el trabajo sufren problemas de salud relacionados al estrés, pudiendo incluir problemas cardiovasculares, descompensación del sistema inmune, ansiedad debilitante e incluso enfermedad de estrés post-traumático, entre otros. Esto conlleva a un costo real pagado por los empleadores en ausentismo, poca productividad, daño a imagen y reputación corporativa, además de reclamos, demandas y costos legales.

Señales de problemas:

Independientemente de las políticas de su empresa, o de la ley, usted, como empleado, debe reconocer el problema antes de que pueda hacer algo para resolverlo. Por ejemplo, si usted está enfermo físicamente antes de ir al trabajo todos los días, tómese un tiempo para reconocer si es una señal de que usted sufre de bullying. La primera señal de un empleado que sufre de bullying es que, dentro del espectro general de su empleo, encuentra desagradable asistir al trabajo, y está desmotivado a ser productivo en el mismo.

Mientras que hay señales más evidentes, como un jefe que tiene el hábito de gritarle a usted frente a compañeros de trabajo, o quizá hacer comentarios para ridiculizar su labor en reuniones, algunos comportamientos son más silenciosos. Ejemplos como ser excluido del almuerzo corporativo, o no ser convocado a la reunión de equipo, pueden ser señales de bullying. La siguiente lista le muestra algunas señales que pueden ser signos de bullying en su contra:

10 Señales de que Usted sufre de Bullying en el Trabajo:

  1. El trabajo significa miseria para usted: Por muy poco que a usted le guste su trabajo, el ir al mismo no debe sentirse como si usted estuviera yendo al peor sitio sobre la faz de la tierra.
  2. Criticismo Constante: Si las críticas de parte de su jefe o compañero parecen no cesar, a pesar de sus esfuerzos, esto puede ser una señal de bullying.
  3. Muchos Gritos: El nivel de volumen de voz en su trabajo no debe parecerse al de un concierto de rock. Los gritos son de las formas de bullying más sencillas de identificar.
  4. Registro de Errores: Si su jefe o compañero parece llevar un registro detallado de sus errores pasados, es una señal preocupante. Parte del proceso de curva de aprendizaje de un empleado es aprender y pasar la página de los errores pasados.
  5. Chismes y mentiras: Si usted siente que sus compañeros tienen conocimiento tergiversado de temas personales, puede que algún compañero o jefe esté esparciendo chismes y mentiras, cosa que se considera difamación, y bullying.
  6. Exclusión de eventos: Ya lo mencionamos, pero si usted es explícitamente excluido de eventos de la empresa, esto es una señal de bullying.
  7. Necesidad de paz mental: Si usted requiere días y días de “paz mental”, su trabajo está siendo causa de estrés inadecuado que puede conllevar a enfermedades y padecimientos físicos.
  8. Sabotaje: Si su trabajo es saboteado por compañeros o su jefe, no sólo es una señal de pobre ética profesional, sino de bullying.
  9. Labores/Horarios Imposibles: Si su jefe constantemente le asigna trabajos u horarios imposibles, que hacen de su vida más difícil, o establece reuniones que interrumpen su vida fuera del trabajo de forma constante, puede ser un acto de bullying.
  10. Plagio de trabajo/crédito: Si usted no recibe reforzamiento positivo y reconocimiento por su trabajo, y/o su jefe o compañeros plagian el trabajo y reciben el crédito por el éxito del mismo, es una clara señal de bullying.

¿Qué debo hacer para aplacar al “Bully” del trabajo?

La discriminación y acoso en el trabajo son ilegales. Existen muchos grupos y organizaciones sindicales que cuentan con departamentos de asistencia para atender casos de acoso y bullying en el trabajo. Lo primero que usted debe hacer es asegurarse de que su problema esté siendo tratado; esto puede implicar algo tan sencillo como conversar al respecto con su jefe de departamento de recursos humanos, otros compañeros de confianza, o un psicólogo. Si usted se siente realmente afectado por el acoso, es recomendable presentar un reclamo formal ante la empresa.

Como mencionamos anteriormente, el bullying tiene un costo que, generalmente, es cubierto en su totalidad por el empleador. Por ende, la empresa querrá resolver el problema de forma expedita y eficiente.

¿Qué debo hacer si no logro obtener ayuda de la empresa?

Usted, como empleado, tiene derechos muy claros en cuanto a la provisión de un entorno y ambiente de trabajo sano, pacífico y libre de factores de riesgo para la salud. Estos derechos están consagrados desde en leyes estatales y federales, como en políticas directas de la empresa para la que usted trabaja, o gremios empresariales y de trabajadores. Con esto en mente, si su preocupación o reclamo no son atendidos de forma efectiva por la empresa, es recomendable que usted contrate los servicios de un abogado especialista en compensación laboral.

Las lesiones laborales no son exclusivamente físicas. Las enfermedades y lesiones emocionales que usted pueda sufrir a consecuencia de la negligencia o incumplimiento por parte de la empresa en garantizar un entorno de trabajo apropiado pueden conferirle a usted derechos a una compensación justa por sus pesares.

La mayoría de los abogados de compensación laboral ofrecen consultas iniciales gratuitas, y le ayudarán a determinar si su caso es viable para ser presentado como un reclamo formal o una demanda en contra de la empresa o de los victimarios.

Referencias:

1 2007 Zogby International Survey – http://www.workplacebullying.org/wbiresearch/wbi-2007/