Choque Trasero o de Alcance

Choque Trasero – Lesiones Más Comunes

Enrique Fuentes.

Quizá el peor tipo de accidente al que un conductor puede enfrentarse en la carretera es un choque trasero.

A través, (mayormente) de ninguna culpa propia, un conductor es sometido a un impacto que tiene muchas probabilidades de causarle serias lesiones, debido a que los choques traseros someten a los vehículos y ocupantes a fuerzas violentas, y muchas veces sin oportunidad de prepararse para las mismas.

De acuerdo a datos del Buró Nacional de Seguridad de Tránsito (NTSB), sólo en el año 2012, hubo más de 1.7 millones de choques traseros, resultando en más de 1.700 muertes y más de 500.000 personas lesionadas.

Esto hace los choques traseros uno de los tipos de accidentes más comunes de los Estados Unidos, y la causa principal de lesiones accidentales. Estas lesiones cuestan a los afectados millones de dólares en costos médicos, rehabilitación, y pérdidas de salarios, o lucro cesante, todos los años.

Las lesiones principales a las que usted puede estar sometido en un choque trasero pueden variar de acuerdo a un número de factores, pero las más comunes incluyen:

Latigazo

El “Latigazo” es una de las lesiones típicas en choques traseros, lo cual es lógico debido a que los daños al tejido suave causado por el latigazo son causados por el violento y repentino movimiento del cuello y la cabeza.

Sin embargo, la extensión de estas lesiones varía en cada caso; algunas lesiones de columna por efecto de latigazo por choques traseros requieren un tratamiento médico más intensivo que otras, como es el caso cuando, como dijimos, el conductor no tiene conocimiento previo del impacto por venir, lo que no le ofrece el tiempo de prepararse.

Cuando el conductor recibe el impacto sin la posibilidad de tensar sus músculos y colocar sus extremidades en posición de resguardo, los músculos se encuentran en un estado de relajación, en lugar de estar contraídos. Esto permite que la cabeza y espalda se muevan de forma más violenta, aumentando las probabilidades de lesiones serias.

Fracturas

Las fracturas óseas son un efecto común en muchos choques traseros. Generalmente ocurren en, sin limitarse a:

  • Manos (particularmente las del conductor).
  • Columna.
  • Diafragma.
  • Pies.
  • Cráneo.

A pesar de los avances en seguridad de los automóviles modernos, las fracturas aún pueden ocurrir si el choque trasero es lo suficientemente violento. Sin embargo, estas fracturas generalmente son fáciles de identificar, tratar y documentar, como no así son los daños y lesiones a tejido suave.

Las fracturas de cráneo, sin embargo, pueden conllevar a problemas adicionales, como Lesión Cerebral Traumática (LCT).

Lesión Cerebral Traumática

De acuerdo a datos de la Asociación Nacional de Seguridad de Tránsito en Carreteras (NHTSA), “más de 1.7 millones de personas sufren Lesiones Cerebrales Traumáticas anualmente; de ellas, 52.000 mueren. En todos los grupos demográficos, los accidentes de autos (MVT) fueron la segunda causa de las LCT (17.3%), y resultaron en el mayor porcentaje de muertes por LCT (31.8%).

Como el latigazo, las señales iniciales de una lesión cerebral traumática quizá no son aparentes inicialmente, y puede tomar días o semanas hasta que los efectos de la lesión se manifiesten. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Pérdida de conciencia.
  • Mareos.
  • Fatiga crónica.
  • Impedimentos de habla.
  • Desempeño cognitivo disminuido.
  • Cambios anormales en comportamiento.

Las razones arriba sólo son enunciativas. Desafortunadamente, las lesiones cerebrales traumáticas pueden ser muy difíciles de tratar, y algunas pueden resultar en impedimentos o discapacidad permanente.

Desfiguración Facial / Cicatrices

En los choques traseros, los ocupantes pueden ser sometidos a movimientos muy violentos dentro del vehículo.

Algunas veces, en lugar de golpear una bolsa de aire o mantenerse en su sitio debido al cinturón de seguridad, un ocupante puede golpear contra el tablero o el apoya brazos del auto de forma que le deje con lesiones de desfiguración facial o cicatrices permanentes.

En estos casos, la calidad de los dispositivos de seguridad del auto, al igual que la inmediatez del tratamiento, son factores decisivos para minimizar las lesiones.

Parálisis

Cuando ocurre una lesión lo suficientemente severa a la columna vertebral, puede causar parálisis parcial o completa, temporal o permanente.

Hay muchos factores que influyen en el grado de parálisis, como qué discos o porciones del cerebro están lesionadas, y la severidad de la lesión. Además, el mecanismo automático del cuerpo para lidiar con un golpe es la inflamación, que puede conllevar a la presión sobre discos o vértebras que causa parálisis temporal o dolores tan fuertes que impiden el movimiento natural de las zonas afectadas.

¿Qué debo hacer luego de un choque trasero?

Si usted se ve involucrado en un choque trasero (particularmente si usted estaba conduciendo o como pasajero en el auto que fue golpeado), y ha sufrido lesiones significativas en el accidente, uno de los pasos más importantes que debe tener en cuenta para obtener atención oportuna es contactar a los servicios médicos de emergencia de forma rápida.

La inmediatez del tratamiento puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, o en una rápida recuperación de sus lesiones, o meses de rehabilitación.

Luego de atender su salud, usted debe atender la de cualquier ocupante de su vehículo, (de estar capacitado para ello).

También es importante que usted contacte a las autoridades viales para que atiendan el accidente, al igual que a su empresa de seguros, para comenzar el proceso de reclamo.

Por último, si usted sufrió lesiones en un choque trasero, es recomendable contactar a un abogado especialista en lesiones personales, quien le podrá ayudar a llevar adelante sus esfuerzos por obtener la compensación adecuada por los daños y sufrimiento ocasionados.

¿Qué pasa luego de un choque trasero?

Luego de un choque trasero, pueden pasar muchas cosas: cuentas médicas altas, primas de seguros ajustadas, tiempo y pérdida de salario por incapacidad de trabajar, la lista es inmensa. Además, el accidente puede poner su situación financiera en serios problemas debido a algo que estuvo completamente fuera de su control.

Si el accidente ocurrió debido a la culpa de otro conductor, y usted sufrió serias lesiones, como aquellas asociadas a latigazo, el contactar a un abogado especialista en lesiones personales puede ahorrarle muchísimos problemas, y hacer la diferencia para obtener la compensación que usted merece.

En la mayoría de los choques traseros, hay poco que la víctima del impacto pueda haber hecho para prevenir el accidente, o prepararse físicamente para el impacto. Sin embargo, no es menos cierto, desafortunadamente, que dichas personas son las que más lesiones sufren, generalmente, por este tipo de accidentes.

No hay razón por la que usted tenga que sufrir una emergencia financiera por la irresponsabilidad de otros; contacte a un abogado especialista de FonoAbogado ahora, y obtenga compensación por sus lesiones por choques traseros.

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle. Llámenos para una consulta gratuita al 888-979-7271.