Mala Praxis Médica y Cómo Presentar un Reclamo

La gran mayoría de las cirugías que se ejecutan en los Estados Unidos todos los días no tienen contratiempos. La tecnología ha ayudado a minimizar los errores y mejorar la recuperación de los pacientes. Sin embargo, como todo en la vida, algunas veces las cosas no salen como se planean. La mala praxis médica es un acto de negligencia causado al paciente por el profesional médico, que ocurre cuando dicho profesional “se desvía de las técnicas estándar de la comunidad médica”.

Un caso exitoso de mala praxis debe incluir pruebas de que las acciones del profesional fueron la causa directa y más evidente de las lesiones al paciente. Si no hay lesiones o daños, o hay sólo daños leves, el caso no prosperará.

¿Qué es, y quién la comete?
La mala praxis médica puede presentarse en múltiples formas, y no todas de las cuales están relacionadas al médico cirujano. La percepción de que los médicos son los únicos profesionales de salud que pueden ser negligentes está basada en los casos más controversiales de mala praxis, de aquellos que se relacionan con instrumentos dejados dentro de pacientes, o de médicos que remueven el órgano incorrecto o amputan la extremidad equivocada. La mayoría de los procedimientos quirúrgicos involucran a un equipo consistente de un anestesiólogo, un cirujano principal, asistente, enfermera, enfermera de limpieza, etc., cada uno de los cuales cumple una función específica, y cada uno de los cuales puede ser negligente.

¿Cuándo y dónde ocurre?
Hay tres etapas en una cirugía: pre-operatoria, cirugía y post-operatoria. En cualquier momento durante estas etapas se pueden presentar errores de quirúrgicos. Para minimizar dichos errores, la mayoría de los médicos se adhieren a una estricta rutina, ya que cualquier desviación de dicha rutina puede resultar en errores.

• Comunicación pre-operatoria: Es esencial que el médico se comunique claramente con el paciente antes de la cirugía. El médico debe identificar al paciente, determinar si podrá o no recibir el procedimiento, y responder a todas las preguntas del paciente. El médico debe contar con todos los resultados e informes de diagnóstico del paciente.

• Durante la operación: La parte más crítica ocurre en el quirófano. Aquí, el paciente está en su estado más vulnerable, y en la mayoría de los casos, incapacitado para comunicarse con el equipo médico. El médico debe tener el entrenamiento adecuado, comunicarse eficazmente con los miembros del equipo, realizar la operación en la parte correcta del cuerpo, y no dejar herramientas quirúrgicas dentro del paciente.

• Acciones y omisiones post-operatorias: El tiempo crítico donde el paciente estará en su estado más débil, con riesgo de infección y otras complicaciones que afecten su recuperación. El médico quizá no sea directamente responsable de dichas complicaciones, pero sí tiene una responsabilidad de seguir el caso del paciente, responder preguntas y confirmar si el paciente se encuentra fuera de peligro.

¿Qué es el estándar de cuidado médico?
Debido a la naturaleza de su profesión, los médicos deben tener un alto estándar de cuidado, ya que sus errores pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte de un paciente. Los cirujanos deben estar al día constantemente con las últimas técnicas, herramientas y procedimientos médicos, y cuando tienen un paciente bajo su custodia, deben hacer todo lo posible para que el paciente no corra peligro.

Juntas Médicas Estadales y Abogados de Mala Praxis:
Como víctima de mala praxis médica, usted tiene dos recursos legales primarios. El primero es el presentar un reclamo ante la Junta Médica de su estado, el segundo es presentar una demanda por mala praxis.

Los pacientes pueden presentar sus propios reclamos con la junta médica de su estado. Luego de recibirlo, un investigador será asignado a su caso. Un cirujano encontrado culpable de mala praxis podrá recibir una reprimenda pública o privada, suspensión de su licencia, o incluso revocatoria de la misma. Si la mala praxis resultó en daños, y usted quiere introducir una demanda, se recomienda que busque el asesoramiento profesional para su antes de introducir un reclamo ante la junta médica de su estado.

Las demandas por mala praxis NUNCA deben ser manejadas sin representación legal. Los médicos tienen amplias pólizas de seguro, y rara vez admiten mala praxis. Cualquier reclamo que usted presente por su cuenta será respondido por abogados de defensa de alto costo y profesionalismo… así que le recomendamos asesorarse bien.

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle 24/7. Llámenos al 888-979-7271