Que hacer después de un accidente de auto

Cuando el destino inesperadamente cambia su rumbo y de repente usted o los suyos se ven envueltos en un accidente automovilístico, el impacto de la situación puede no dejarle ver las cosas con claridad. Descubre que hacer después de un accidente de auto.

Pasar por la experiencia de sobrevivir a un accidente de auto puede alterar su vida. Algunas personas no llegan nunca a recuperarse de tan cruda realidad – ni física, ni emocional, ni financieramente- por lo que estar informado de las opciones con las que contaría ante tal imprevisto  podría representar una enorme ventaja.

La Asociación  para la Seguridad Internacional de Viajes por Carretera (Association for Safe International Road Travel) – Asirt, por sus siglas en inglés-  asegura que cerca de 1.3 millones de personas mueren en accidentes de tráfico cada año, lo que representa un promedio de 3,287 víctimas mortales cada día. A estos datos, se le añaden los 20 a 50 millones de personas que resultan heridas o gravemente lesionadas en tales siniestros.

A continuación, analizaremos el por qué los accidentes de auto son tan comunes y las razones por las que éstos se producen.

Las causas de los accidentes de auto

Los accidentes de vehículos  a motor como carros, SUVs, camiones de transporte comercial y motocicletas son, lamentablemente, bastante comunes de los  Estados Unidos. Mientras algunos accidentes resultan en daños menores, otros pueden acabar en lesiones graves, permanentes e incluso pueden llegar a ser mortales. Ya que toda vida al volante se encuentra constantemente en riesgo, es importante manejar de manera segura y tomar las precauciones necesarias para la seguridad en carretera. He aquí una lista de las causas de accidentes de tráfico más comunes.

Distracciones durante la conducción

Distraerse mientras maneja un carro se ha convertido en una amenaza real en los últimos años ya que cada vez más personas  utilizan teléfonos celulares y dispositivos móviles con mayor frecuencia. Usted debe siempre prestar atención a la carretera mientras conduce. Lamentablemente, muchas personas utilizan sus teléfonos no solo para hablar sino para enviar mensajes, publicar en sus redes sociales y hasta para hacerse “selfies” mientras manejan un auto.

Otras distracciones como sintonizar la radio, poner un CD, voltearse a hablar con algún pasajero y otros gestos, pueden contribuir  a se produzca un choque o colisión.

Conducir con cansancio o sin haber dormido lo suficiente es otra de las principales causas de accidentes. Cuando las personas sufren exceso de trabajo, se encuentran enfermas o estresadas durante largos trayectos es muy fácil agotarse durante la conducción.

Imprudencia al manejar

No respetar las normas de tráfico, el exceso de velocidad, cambiar de canal bruscamente y manejar con agresividad son comportamientos imprudentes que pueden terminar en un grave y hasta mortal accidente. Tómese su tiempo para manejar correctamente y trate de permanecer calmado siempre que pueda.
Muchos accidentes también son causados por saltarse los semáforos en rojo y las señales de  “stop”. La situación podría  acabar en graves consecuencias si otro vehículo es embestido por alguien que se haya saltado alguna de estas señales de tráfico.

Condiciones meteorológicas

Aunque hay personas que no pueden evitar conducir mientras llueve, es mejor que usted lo evite siempre que pueda.  Las carreteras mojadas se vuelven resbaladizas y pueden hacerle provocar un accidente, especialmente  durante una lluvia fuerte o una tormenta. Si la visibilidad mientras maneja se vuelve difícil por la presencia de niebla o un chubasco repentino, lo mejor que puede hacer es detenerse a un lado de la carretera hasta que pase la tormenta.

La nieve y el hielo afectan la tracción de los vehículos en carretera. Cuando hay hielo, los coches y los camiones resbalan con facilidad, patinan y se deslizan sin control fuera de la carretera.  Para mayor daño, el coche podría volcar si el conductor perdiese el control del vehículo.

Manejar bajo los efectos del alcohol

Manejar borracho es una de las causas más graves de accidentes de auto. Se producen miles de accidentes cada día en los Estados Unidos por culpa de conductores en estado de embriaguez.

Adolescentes al volante

Los adolescentes que conducen por primera vez en la carretera suelen ser los causantes de accidentes con daños menores. Las personas tan jóvenes no tienen la experiencia suficiente para saber cómo deben actuar ante situaciones peligrosas o difíciles. Es recomendable que los adolescentes tomen clases  de conducción defensiva  y que se les prohíba  el uso del teléfono celular mientras manejan.

Conducción nocturna

Cuando se maneja de noche, la visibilidad suele ser menor que  la que existe durante el día. También puede ocurrir que el conductor sienta sueño. Es importante para los conductores el estar doblemente alerta cuando se conduce de noche y el encender las luces respectivas cuando se maneja en zonas oscuras o abandonadas que no estén muy iluminadas.

No mantener la distancia de seguridad con el auto delantero

Cuando un auto conduce muy cerca estando detrás de otro vehículo, pone a ambos en riesgo si el primero de ellos tuviese que frenar bruscamente. No importa cuánto le frustre la lentitud del carro que tiene delante, nunca será una buena idea conducir muy cerca del mismo. Lo mejor es mantener la distancia entre usted y el auto que tiene delante de usted, especialmente cuando se conduce a gran velocidad.

Otras causas de accidentes

Conducir muy rápido en una curva puede provocar que el coche patine. También conducir en áreas rurales tiene como riesgo que puedan aparecer animales que se crucen en la vía, como un venado, por ejemplo.

Los baches o huecos en el asfalto pueden contribuir a que los conductores reaccionen con un movimiento brusco para esquivarlos. Los pinchazos de ruedas pueden ocurrir de repente  haciendo que el vehículo baje la velocidad de manera violenta y pueda provocar un accidente si otros carros estuviesen muy cerca de él.

Diferentes Tipos de Accidentes

Accidentes de camiones comerciales

Los accidentes de camiones de mercancías se encuentran entre los más devastadores de los que ocurren en las carreteras. Por su gran tamaño,  los camiones comerciales representan un peligro mayor para los demás vehículos y para los peatones. Los “Jacknifes” son el tipo de accidentes  más comunes para los camiones comerciales.

En este tipo de colisión, el remolque junto con la cabina del camión, se convierten en una especie de pinza y avanzan formando un ángulo cerrado extremadamente peligroso para los vehículos que se atraviesen en la trayectoria y se encuentren a su alrededor.

El cansancio, el  exceso de velocidad y las condiciones meteorológicas desfavorables juegan un papel importante en este tipo de siniestros.

Los camiones comerciales están obligados a contar con un seguro mínimo extenso y la póliza promedio es bastante más alta que para un vehículo particular. Si se demostrase que una empresa ha obligado a sus conductores de camiones a trabajar demasiado o sin la formación adecuada para ello, pueden ser penalizada y obligada a pagar una compensación. Si a un camión comercial no se le aplica el mantenimiento adecuado  y se ve envuelto en un accidente,  se puede reclamar a la empresa responsable.

Accidente de motocicleta

Los accidentes de motocicleta representan el 13% de todas las muertes en accidentes de tráfico de 2010. 4,300 decesos por accidente de moto fueron reportados. Los choques  con consecuencias letales disminuyeron entre 1980 y 1998, pero se incrementaron nuevamente hasta 2008. ¿Pero por qué?

Uno de los factores que podrían estar relacionados con los accidentes de motocicletas es la cantidad de tráfico. Mientras más transitada sea una calle, mayores serán las probabilidades de que ocurra un accidente de moto.  Los motociclistas están más expuestos a sufrir daños que un conductor de carro  ya que son más difíciles de ver y están menos protegidos en caso de colisiones. Una motocicleta puede esconderse perfectamente en el punto ciego de un ángulo del vehículo sin que el conductor se dé cuenta de que la moto se encuentra a una distancia muy cercana.

Accidentes con peatones

Los accidentes peatonales son, por desgracia, tan comunes como los accidentes entre vehículos. En 2013 se reportaron 4,735 muertes de peatones atropellados por motocicletas. Las posibilidades de ser golpeado por un auto mientras se camina por la calle son las mismas que tener un accidente mientras se conduce. Lamentablemente esto desmiente la idea de que caminar es más seguro que conducir. Siempre que se camine cerca de vehículos, nos encontraremos expuestos al mismo riesgo que siendo pasajeros en un carro.

Accidentes con conductores a la fuga

Los accidentes con conductores a la fuga suelen ser uno de los tipos más indignantes. Si usted resulta golpeado por otro vehículo en la oscuridad de la noche, en una zona apartada, y éste huye de la situación, existen menos posibilidades de que la ayuda llegue a tiempo y probablemente sólo quede usted para hacer la llamada de emergencia pertinente.

Por ejemplo, si usted resultase atrapado o herido en el accidente y no pudiese usar su teléfono por cualquier motivo, existe un grave peligro de que no se le auxilie a tiempo. Usted podría no recibir la atención médica necesaria en el momento. Estas situaciones generalmente requieren una investigación criminal además de los servicios de un abogado.

Lo que debe hacer si tiene un accidente de auto

Enfrentarse a un accidente de auto puede ser una experiencia  realmente difícil y demoledora. Especialmente cuando usted o los suyos resultan lesionados o el otro vehículo y sus ocupantes también tienen daños importantes. Inmediatamente, después del accidente, asegúrese  de ejecutar las siguientes acciones para asegurarse de que está haciendo lo correcto para todos:

Llame a la policía

Si usted piensa que los daños sufridos en el accidente superan los  $500, debe llamar a la policía inmediatamente para que ejecute un informe. Lo necesitará para presentarlo a las compañías de seguro cuando presente una reclamación.

Intercambie información con el otro conductor

Es necesario que intercambie su información del seguro, licencia de manejo e información de contacto con los otros conductores involucrados para que la compañía de seguro pueda pagar los daños.  También debe anotar los datos y modelos de los otros coches involucrados en el accidente. Hable con los testigos, con otros pasajeros y obtenga información que pueda ayudar a documentar el accidente.

Anote los detalles sobre el accidente

Asegúrese de escribir la fecha y hora en la que ocurrió el accidente, cómo eran las condiciones meteorológicas, la ubicación dónde ha ocurrido y los puntos de referencia  cercanos para localizar el lugar.

Rellenar una reclamación

Rellenar una reclamación con su compañía de seguros puede convertirse un proceso largo. No es algo normal de un día a día de cualquier persona lidiar con este tipo de situaciones y si le toca hacerlo, lo más probable es que no conozca cuál es el procedimiento correcto y pueda fallar en algo. A la compañía de seguros lo que le interesa  es ahorrarse dinero.  Su primer intento será acordar con usted el importe más bajo posible, o denegar su reclamación con cualquier excusa que pueda encontrar.

Su reclamación tendrá más posibilidades de éxito si se aporta un reporte formal  hecho por la policía. Los reportes de policía recopilan información y registros de las diversas situaciones del accidente para poder presentar la reclamación al seguro.

Cómo funciona la compensación

Existe una gran variedad de tipo de seguros, pero realmente no importa el tipo que usted o la otra persona involucrada en el accidente tenga. Procure siempre proporcionar una descripción  minuciosa de lo sucedido. La mejor manera de conseguirlo es escribir inmediatamente después del suceso los detalles de lo ocurrido, mientras los sentidos aún están claros. A veces, es más fácil grabarlos con una cámara o con su teléfono. Esto asegurará  que se recuerden detalles de la terrible experiencia, tan fieles como sean posibles, y así evitar perder evidencias vitales para su reclamación.

La compañía de seguros tomará en cuenta su relato, también el de la otra  parte involucrada, y cualquier otra prueba objetiva disponible, como huellas de ruedas en el asfalto de la escena del accidente, para tener una visión completa de lo ocurrido. Buscarán probar que ha habido por  parte algún tipo de negligencia, es decir, que en parte ha sido culpa suya. Si esto pudiera demostrarse con pruebas, su compensación se vería reducida.

La ley varía en cada estado, así que merece la pena contactar con un abogado experimentado. Se han establecido precedentes para compensaciones  razonables en reclamaciones de accidentes de auto, así que su reclamación generalmente tendría que encajar en algún  rango establecido.

En cualquier caso existen variables como facturas médicas, daños a la propiedad, salarios e ingresos actuales o futuros que no puedan cobrarse y “dolor y sufrimiento”, que harán que cada caso sea diferente.

Su porcentaje de responsabilidad  y  el de la otra persona envuelta en el accidente deben ser establecidos. En algunos estados la responsabilidad solidaria es una posibilidad. Si usted decide asumir la culpa total o parcial del accidente, sepa que su demanda y la compensación final se  verán afectadas.

Trabajar con un abogado

Trabajar con un abogado es recomendable para cualquier persona que sufra un accidente de coche. No es un asunto frecuente el que alguien pase por esto, y podría ser que nunca llegase a pasarle, por lo que lo más probable es que esta experiencia  resulte nueva para usted.  En cualquier caso usted se enfrentará a abogados profesionales que dedican toda su carrera a defender a las compañías de seguros. Ellos conocen cada escapatoria y vacío en la ley. No es un nivel donde pueda medirse con ellos si usted resulta ser la víctima.

Con frecuencia,  la experiencia de un accidente de auto puede resultar muy traumática, y tener que lidiar con el papeleo y trámites necesarios puede ser realmente lioso y difícil, especialmente si se está lesionado. Un abogado puede encargarse de los trámites y hasta en algunos casos trabajar con las autoridades, como en las situaciones de conductores a la fuga, para aligerar la carga de la víctima lo más que se pueda.

Un abogado le proporcionará  protección legal garantizándole que nadie se aprovechará de su situación. Le garantizará una justa resolución para su caso.