¿Qué hacer si su vehículo es llamado a reparación por defectos de fábrica?

Enrique Fuentes.

Lo que comúnmente se conoce en los Estados Unidos como un “Recall”, o Llamado a Reparación por Defectos de Fábrica, es el proceso por el cual el fabricante de su auto, luego de recibir información por una prueba, reclamo, accidentes, etc., contacta a todos los propietarios registrados del modelo y año del vehículo en cuestión, o hace un llamado público para que todos los propietarios de dicho auto, procedan a llevar el auto para el reemplazo, reparación o sustitución de los componentes afectados.

Ante dicho hecho, usted tiene derechos que le asisten como consumidor, tanto en las leyes federales como estatales. El siguiente artículo explora el proceso de “Recall” en breve, dándole a usted la información que necesita para hacer valer dichos derechos.

“El” Correo:

Usted recibió un correo del fabricante de su auto, y bien podría pensar que se trata de un correo de propaganda que quiera tirar en la basura, sin embargo, deténgase… puede ser importante. Luego de abrirlo, y leer lo que muy probablemente sea una carta con un tono muy serio, la conclusión que usted debe y puede sacar es sencilla… El fabricante de su auto metió la pata.

El correo le dirá, en pocas palabras, lo siguiente:

– Su auto es defectuoso, de alguna forma.

– Hay algún tipo de riesgo asociado a dicho defecto, lo que usualmente significa fuego o pérdida de control del vehículo, o comportamiento indebido de componentes en la eventualidad de accidentes.

– El fabricante debe reparar el defecto, y explicará cómo lo hará dentro de la notificación.

– Usted debe llevar su auto a ser reparado, y si no puede hacerlo de forma inmediata, le explicará qué deberá hacer por el contrario.

– Muy importante, usted NO DEBERÁ PAGAR LA REPARACIÓN. Debido al Acto de Seguridad de Autopistas de 1970, que creó la Administración Nacional de Seguridad de Autopistas (NHTSA), usted no puede ser obligado a pagar por el llamado a devolución y reemplazo de piezas defectuosas.

Su derecho a compensación:

La ley federal requiere que los fabricantes provean la reparación por Llamado a Reparación, o Recall, por defectos de fábrica, y que lo hagan dentro de un tiempo razonable. Siendo realistas, sin embargo, esto puede significar un larga espera, en la que un propietario se encuentra sin su auto, el cual puede ser fundamental para su trabajo o vida en términos generales, y puede conllevar a costos alternos. Los fabricantes tienen 3 opciones para atender la compensación:

  1. Reparación: El fabricante reparará el defecto de forma gratuita, lo que usualmente ocurre con defectos pequeños, fáciles de reparar.
  2. Reemplazo: El fabricante reemplazará su auto o equipo de forma gratuita.
  3. Reembolso: El fabricante reembolsará su compra (menos un monto por depreciación). Los reembolsos sólo están disponibles para los fabricantes de auto. Los fabricantes de equipos sólo deberán reparar o reemplazar el equipo defectuoso.

Lleve su auto al concesionario de marca:

Recuerde que, por más desagradable que pueda ser visitar un concesionario, en este caso, usted está yendo para que reparen su auto gratuitamente, así que en la medida de lo posible, no prevarique para llevarlo… dejarlo para después podría costarle la vida.

La notificación que usted recibió le dirá desde qué día usted puede llevar su auto para ser reparado por Devolución por Defectos de Fábrica, período que generalmente comienza 60 días luego de la notificación. Generalmente, la notificación indicará el mejor concesionario para atenderle, basado en distancia de su dirección registrada.

Es muy importante que usted intente llevar su auto temprano, es decir, a penas comience el período de recepción, porque habrá muchos otros propietarios de un auto igual al suyo que harán lo mismo. Evite colas, vaya temprano.

El gerente técnico le explicará el proceso de reparación, y le dará un estimado de tiempo de reparación. Si usted debe esperar más del tiempo razonable para la devolución de su auto, los costos de traslado desde y hasta el concesionario podrían ser cubiertos en un reclamo.

Lo que cubre la reparación:

La reparación obligatoria ordenada por el estado no cubrirá más allá de la(s) pieza(s) defectuosas. Si su auto tiene otros daños, los mismos no serán cubiertos por la reparación. No espere que le entreguen su auto recién pintado o con todos sus defectos reparados. Todo lo relacionado con la pieza cambiada debe ser reparado o restituido, por ejemplo, si la pieza estaba en el sistema de lubricación, la reparación debe incluir el cambio de aceite.

Consecuencias de ignorar el llamado a reparación:

La consecuencia más obvia de ignorar el llamado a reparar su auto es el riesgo de tener el defecto que podría causar un accidente o lesión. A pesar de que usted puede perseguir reclamos por daños por accidentes con vehículos defectuosos, si usted fue notificado y tuvo suficiente tiempo de corregir el defecto, es poco probable que gane dichos reclamos. Por lo tanto, ignorar el llamado a reparación podría tener serias implicaciones en cuanto a sus probabilidades de obtener una compensación por accidentes de autos o lesiones personales.

¿Qué debo hacer si no estoy complacido con la reparación, o tengo daños económicos causados por el defecto y el Llamado a Reparación?

Ante anda, la NHTSA mantiene un manual en línea sobre información importante de llamados a reparación para consumidores. En dicho manual, usted encontrará información en cuanto a todo el proceso.

Por otro lado, si usted desea más información en cuanto a sus opciones, le invitamos a contactar a uno de nuestros abogados especialistas. Le ofrecemos una consulta inicial gratuita y sin compromisos, y estudiaremos su caso para aconsejarle sobre cómo proceder para hacer valer sus derechos y ser compensado.

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle. Llámenos para una consulta gratuita al 888-979-7271.