¿Qué tipos de daño puedo reclamar en un accidente de auto?

Existen muchos tipos de daños que usted puede reclamar en una demanda por lesiones personales si usted sufrió heridas por un accidente de auto. Los reclamos por gastos médicos son los principales, pero usted también podrá reclamar daños por salarios perdidos o por disminución en oportunidades de empleo, dolor y sufrimiento, pérdida de afecto (también llamado “pérdida de consorcio”). Este artículo se enfoca en los tipos de daños básicos que una persona puede querer considerar reclamar.

Gastos médicos
Si usted se vio involucrado en un accidente de auto, sus heridas pueden ser tan leves como cortes y moretones, o tan serias como invalidez u otra discapacidad permanente. Además, debido a que algunas lesiones pueden no producir síntomas de primer momento y pueden requerir atención médica más adelante, es importantísimo que usted reciba un completo examen médico inmediatamente después de un accidente de auto, incluso si usted no cree que resultó herido. Los gastos médicos pueden incluir:

  • Terapia física o cognitiva
  • Consultas médicas
  • Accesorios como muletas, etc
  • Gastos por ambulancias
  • Desfiguración (vea dolor y sufrimiento abajo)
  • Discapacidad permanente
  • Servicios en el hogar

Si su médico cree que usted requerirá tratamientos médicos o terapias adicionales al momento que su reclamo se haya terminado, su abogado puede calcular los costos probables. Los médicos pueden ayudar con estos estimados. Si un conductor es responsable de la muerte de otro, la familia sobreviviente de la víctima puede presentar un reclamo por muerte injusta, además de cualquier gasto médico en que se incurrió durante el accidente o tratamiento de las lesiones causadas durante el mismo.

Dolor y sufrimiento
El dolor y sufrimiento se define legalmente como “angustia física o mental” por la que una persona puede reclamar daños en una demanda. Estos daños se basan en el tipo de lesión, seriedad del dolor sufrido, y el pronóstico de dolor futuro asociado con la lesión. El dolor y sufrimiento también puede incluir daños mentales o emocionales producto del accidente, como ansiedad y estrés. Algunos estados permiten a los demandantes incluir daños por dolor y sufrimiento para pérdidas generales de empleo de vida.

No todos los estados asignan daños por dolor y sufrimiento de la misma manera. Mientras que algunos permiten que un jurado asuma que siempre ha habido y habrá dolor y sufrimiento asociado a una lesión corporal, otros requieren un período de conciencia durante la lesión para poder reclamar dicho principio.

Salarios perdidos
Una lesión por accidente de auto puede causarle que usted pierda su capacidad de ingresos. Esto puede incluir incapacidad para trabajar por sesiones de terapia física, tiempo de hospital, problemas de movilidad, etc., que le previenen a usted ganar un salario normal. Usted deberá probar que las lesiones le han prevenido desempeñarse en su trabajo normal, o han reducido su capacidad de ganar dinero en el futuro. El jurado considerará factores como edad, ocupación, habilidad, experiencia y expectativa de vida.

Pérdida de afecto o consorcio
Si usted es casado, una lesión puede prevenir que usted y su pareja tengan la capacidad de mostrar afecto, incluyendo actividad sexual, a la que en términos legales se le conocer como “consorcio”. A diferencia de otros tipos de daños, la pérdida de afecto o consorcio se reclaman por el conyugue no lesionado. Pero este tipo de daños no pueden recuperarse si usted no reclama daños por sus lesiones. Si un conductor muere por sus lesiones, los miembros de la familia de la víctima pueden reclamar daños por pérdida de afecto. Para estos reclamos, el jurado considera si la víctima tenía una familia amorosa y armoniosa, sus arreglos de vivienda, y en general el impacto de la muerte sobre su familia.

¿Debo consultar con un abogado?
Es muy recomendable que usted consiga la ayuda de un abogado para presentar su caso por daños por lesiones en accidentes de auto. Todos los estados tienen legislaciones distintas, y su abogado tendrá la capacidad de llevar a buen término su demanda. La mayoría de los abogados ofrecen servicios de consulta inicial gratuita, y le indicarán el mejor camino a seguir para llevar su reclamo por daños al éxito.