Retiro de Productos Para Bebés

Retiro de Productos para Bebés – Sus Derechos.

Enrique Fuentes

Un llamado de retiro de productos para bebés es un procedimiento en el que un fabricante, ya sea por investigaciones propias, denuncias por parte de consumidores, o investigaciones por parte de agencias de protección al consumidor, hace un llamado a retirar los productos del mercado por defectos de fábrica, al igual que un llamado a los consumidores que ya adquirieron el producto para reemplazarlo, repararlo o reembolsarlo.

La causa más común de un retiro de productos para bebés es la seguridad, y nunca es tan importante que cuando se trata de la seguridad de los niños.

Los productos de bebé, incluyendo cunas y asientos de seguridad, estuvieron asociados con alrededor de 77.000 visitas de emergencia por niños menores de 5 años en el 2009, de acuerdo a un estudio de la CPSC. Alrededor de 88 niños mueren anualmente por accidentes relacionados a productos infantiles.

¿Cómo puedo enterarme de un retiro de productos para bebés?

Enterarse a tiempo de un producto defectuoso puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Para mantenerse informado de si un producto que usted tiene en casa, y que usa para su bebé o sus niños, ha sido llamado a retiro de productos para bebés, es recomendable:

  • Registrarse como consumidor de cada producto que compra. Muchos productos incluyen folletos invitándole a registrar su compra con el fabricante. Esto le permitirá recibir correos electrónicos de noticias sobre los productos que ha comprado. Si usted no quiere recibir correos publicitarios, muchos fabricantes ofrecen la opción de obviar dichos correos, para recibir sólo los correos de importancia sobre su producto, como posibles retiros de productos para bebés.
  • Revisar la página web del fabricante de forma rutinaria.
  • Revisar páginas web dedicadas a la seguridad de productos infantiles, como com.
  • Visitar la página web de la Agencia de Protección al Consumidor de Estados Unidos.

Lo que ocurre una vez se inicia un llamado a retiro de productos para bebés es crucial, y es donde el sistema tiene mayores fallas. Cómo reaccionan los consumidores al saber que tienen un producto inseguro en casa puede ser la diferencia entre un proceso de reemplazo o reembolso o una visita inesperada al hospital, o incluso algo peor.

¿Cómo es el proceso?

Una vez se inicia un llamado a retiro de productos para bebés, la CPSC (Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor) emite un cartel de prensa que se distribuye y es publicado en su página web. Además, los padres pueden registrarse para recibir alertas por correo electrónico, como se muestra en los pasos para mantenerse enterado mencionados arriba.

¿Qué debo hacer si un producto que tengo en casa es llamado a retiro?

La respuesta básica es atender el llamado de retiro de productos para bebés. Si una cuna o un taburete es llamado a retiro, y la alerta emitida es que los niños no deben dormir en la cuna hasta que el producto sea reparado, entonces la recomendación es que usted busque una cama alternativa para su niño hasta tanto el producto sea reemplazado/modificado. Si el llamado indica que la solución es que usted retire una pieza de la cuna, por ejemplo, entonces probablemente indique también cómo retirar dicha pieza de forma segura.

El hecho de que usted no se haya enterado del defecto porque su niño lo haya encontrado quiere decir que usted tuvo suerte, y ¿qué mejor manera de agradecer dicha suerte que actuar para evitar accidentes ya que conoce el defecto?

¿Cuáles son mis derechos ante el fabricante?

Muchas veces, el fabricante del producto ofrecerá:

  • Una manera sencilla de que usted reemplace o retire la pieza defectuosa por su cuenta.
  • Una alternativa de reemplazo o crédito, que se llevará a cabo a través del distribuidor a quien usted compró el producto.
  • Un reembolso, a ser ejecutado una vez usted envíe el producto defectuoso al fabricante.

Usted, además, tiene derechos establecidos en la ley en cuanto a daños y lesiones. Por ejemplo, si el fabricante del asiento de seguridad que usted compró hace un llamado a retiro, y usted tuvo que alquilar un asiento para bebé mientras esperaba por la reparación del mismo, usted puede tener derecho al reembolso del gasto de alquiler. Si el fabricante y/o distribuidor no atiende sus reclamos de forma efectiva, usted puede contratar los servicios de un abogado especialista para hacer valer sus derechos.

Si usted o su niño resultaron lesionados por el uso de un producto defectuoso, le recomendamos llamar a un abogado especialista para manejar su caso. Nuestros abogados ofrecen servicios de consulta inicial gratuita, y estarán encantados de ayudarle a obtener una justa compensación por sus lesiones.

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle. Llámenos para una consulta gratuita al 888-979-7271.