Abogado de Lesiones Personales

Un paraguas para mi paraguas, por favor – ¿Por qué contratar un abogado de lesiones personales si tengo un seguro?

Enrique Fuentes

Muchos nos preguntamos: Si tengo obligatoriamente un seguro – ¿Para qué voy a contratar a un abogado especialista en lesiones personales para un reclamo ante mi empresa de seguros?

Pareciera contradictorio que, si tenemos la protección de nuestra empresa de seguros, necesitemos a la vez protección de esa misma empresa de seguros cuando sufrimos un accidente… sería como comprar un paraguas para que nuestro paraguas actual no se moje cuando llueve.

Lo cierto es que, (como se menciona en nuestro reciente artículo sobre algunos mitos de contratar un abogado de lesiones personales), en la mayoría de los casos, sí necesitamos dicha protección.

Su prima de seguro de automóvil o personal cubre daños compensatorios por pérdidas de propiedad y costos médicos hasta el límite de la póliza. Pero si usted ha sufrido lesiones que requieren tratamiento médico continuo, si sus lesiones han causado limitaciones físicas que a su vez causen pérdida de ingresos y dolor y sufrimiento permanente o temporal, y han impactado su relación con su familia, amigos, y su estilo de vida en general, su póliza de seguros muy probablemente no cubra ninguna de esas eventualidades.

¿De qué le sirve contratar un abogado de lesiones personales?

La respuesta más básica a esta pregunta es: Contratar a un abogado de lesiones personales para manejar su reclamo por lesiones y daños materiales causados por un accidente de tránsito le permite a usted poner un valor monetario a su discapacidad temporal o permanente, su sufrimiento y daños a su calidad de vida; y más importante aún, le permite lograr cobrar dicho valor monetario de forma óptima y exitosa.

Lo hemos dicho mucho en nuestros artículos en FonoAbogado… Las empresas de seguros deben proteger sus activos monetarios. Para hacerlo, típicamente ofrecen arreglos pequeños, evitan ir a la corte, y detestan pagar los gastos de tratamientos médicos prolongados… y mucho más, detestan poner un valor al dolor y sufrimiento de las personas.

¿Qué hará mi abogado de lesiones personales para protegerme?

Su abogado de lesiones personales tratará con toda la documentación de facturas médicas, y tendrá la experiencia y personal para ensamblar un caso de reclamo que apoyará la asignación de una compensación monetaria suficiente para sus gastos médicos y daños y perjuicios.

¿Qué garantía tengo de que mi abogado elevará mis intereses por encima de los suyos?

Esta pregunta es muy sencilla de responder, y la respuesta es: ABSOLUTA. Los abogados de lesiones personales, en la mayoría de los casos, no cobran sus honorarios a menos que usted cobre, (más allá de los gastos básicos de oficina para la preparación del caso, y en muchos casos, ni siquiera esto).

Es cierto, contratar un abogado de lesiones personales podría parecer sensato para alguien que resultó seriamente herido, pero en mi caso, sólo tuve lesiones menores y daños materiales… ¿Para qué lo necesitaría?

En muchos casos, incluso cuando la cobertura de su póliza cubre con creces el monto que usted está reclamando, las empresas de seguros intentarán pagarle lo menos posible como compensación. Tener en su bando a un abogado de lesiones personales tendrá los siguientes efectos, independientemente del valor total de su reclamo:

  • Hará saber a la empresa de seguros que usted tiene representación legal… Las empresas de seguro no se intimidan ante un cliente molesto, pero sí que lo hacen ante un abogado de lesiones personales que conoce la ley.
  • Hará más sencillo el proceso de presentación del reclamo, audiencias y posible juicio.
  • Hará que (muy probablemente) usted cobre más dinero del que habría cobrado si hubiera llevado a cabo su reclamo por cuenta propia, según lo comprueba el Consejo de Investigación de Seguros que llevó a cabo estudios que indican que las personas que contratan los servicios de un abogado obtienen hasta 3.5 veces más dinero que aquellos que manejan sus casos de forma persona

Cuando su vida diaria se ve afectada adversamente por las consecuencias de sus lesiones causadas en un accidente de tránsito, no sólo confíe en la supuesta bondad de su empresa de seguros para cuidar de sus intereses y los de su familia, contrate un abogado de lesiones personales para obtener una compensación justa y oportuna… Como dice el dicho, al César lo que es del César…

Nuestros abogados están disponibles para ayudarle. Llámenos para una consulta gratuita al 888-979-7271.